viernes, junio 14

Cientos protestan frente a Palacio contra dictadura sanitaria de vacuna obligatoria

Más de un centenar de personas se congregó este jueves por la tarde frente al Palacio Nacio­nal, en protesta contra la obligatoriedad de la va­cuna anti Covid-19.

Lanzando consignas que rezaban “no a la va­cuna obligatoria, si vivi­mos en libertad, ¿por qué nos quieren obligar?”, los manifestantes criticaron que a las personas que aún no se han inocula­do contra el coronavirus, no los quieren dejar usar el Metro, el teleférico, in­gresar a las universidades y otros espacios.

El pastor Carlos Peña, líder de los manifestantes, mientras hablaba a los presentes

La protesta fue convoca­da por el Presidente del partido Generación de Servidores, el pastor Carlos Peña, quien manifestó su oposición a las medidas dispuestas por el Ministerio de Salud Pública, y reclamó el derecho a la li­bertad que tienen todos los dominicanos de transitar li­bremente.

Entre los manifestantes se encontraban miembros por el movi­miento Los Hijos de Duarte, así como pastores y perso­nas independientes, quie­nes aseguraron que nadie los hará vacunarse, porque no son ratones de laborato­rio.

Frente a Palacio, los presentes se postraron en la intersección de las avenidas Doctor Delgado y México, donde calificaron como una “dictadura” y de “arbitrarias” las restricciones del Ministerio de Salud Pública de prohibir ciertos servicios y entradas a lugares a personas que no se han colocados ningunas de las dosis contra el COVID-19.

Una de las presentes, la Doctora Gladys Félix declaró que en el país les es­tán violentando todos los derechos a las personas que no quieren vacunarse. Dijo además que van a instalar un campamento permanen­te frente a la Casa de Go­bierno, hasta que el presi­dente Luis Abinader levante las restricciones referentes a la vacuna contra el Covid.

Francisco Peña, otro de los manifestantes, mencionó el artículo 42 de la Constitución, que cita: “Toda persona tiene derecho a que se respete su integridad física, psíquica, moral y a vivir sin violencia”, y en ese sentido, dijo que no se puede poner algo (vacuna) que no sabe si le va a hacer daño. “El presidente está violando todos los derechos constitucionales y los artículos 38, 39, 42, 61, 300 y 301”, expresó.

Otro hombre que se identificó como el doctor Eddy Samuel Méndez dijo que la vacuna anticovid afecta el ADN de las personas y que se han reportado casos de muertes, problemas del corazón y esterilidad.

Méndez indicó que respeta al que quiera vacunarse, pero consideró que el Gobierno no pueden forzar a los que expresan lo contrario.

Víctor Reyes, manifestante indignado, mencionó que científicos de prestigio sugieren no vacunarse, porque, según dijo, los fármacos tienen dióxido de grafeno, magnesio y que las farmacéuticas están cometiendo un genocidio.

Wendy Santiago solicitó al presidente Abinader la emisión de un decreto en favor de los decidieron no vacunarse y los dejen usar los servicios públicos, como los vehículos del transporte, los cuales compraron con el dinero del pueblo.

“No queremos ser ratas de laboratorio; espero que nos entiendan”, dijo Santiago, quien portaba la bandera dominicana en su cuerpo.

De su lado, Marlene Abreu dijo que lo único que piden es que los dominica­nos que no quieren vacu­narse les den la libertad de hacer una vida normal, co­mo los que se han vacuna­do, porque tienen derecho al libre tránsito. Dijo que su negativa a re­cibir las vacunas es que son experimentos que nadie se hace responsable de los da­ños que puedan causarles a los seres humanos.

Los grupos de manifestantes fueron vigilados por miembros de la Policía Nacional, y el tránsito por esas vías era fluido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *