domingo, junio 23

Escuela de Villa Tropicalia se cae a pedazos, padres temen enviar a sus hijos

Continúa el grito de padres que no encuentran espacio para enviar sus hijos a recibir docencia, miles por falta de aulas y otros porque los planteles donde deben acudir constituyen un “verdadero peligro público”, como el caso de la escuela profesor Juan Bosch, en el sector Villa Tropicalia, en Santo Domingo Este (SDE).

El grave estado en que se encuentra la escuela hace obligatorio que el Minerd la declare en estado de emergencia. es notorio el avanzado deterioro de la infraestructura, que presenta agrietamiento en sus columnares y paredes, así como también filtraciones y desprendimiento del pañete en los techos, carencia de baños para los profesores y el alumnado y de agua para la limpieza e higiene de los niños.

Asimismo, en el sector El Tamarindo, en SDE, los alumnos del bachillerato tampoco han iniciado el presente año escolar debido a que el plantel John F. Kennedy no fue terminado a tiempo, a pesar de que su construcción inició hace más de cuatro años.

Aurelio Valenzuela, dirigente comunitario de Villa Tropicalia, recuerda que hace dos años la escuela Juan Bosch fue declarada en estado de emergencia, debido a las grietas en techos, pisos y paredes, además de que detrás pasa una cañada que es un verdadero foco de contaminación.

Paredes agrietadas representan peligro mortal para estudiantes y profesores

Angelina Familia Jiménez, presidenta de la Asociación de Padres y Amigos de la Escuela, considera que ninguna persona debería entrar a ese plantel, ya que en cualquier momento los techos se desplomarían.

Precisó que la semana pasada se desplomó un techo, en uno de los salones, y que no ocurrió una tragedia porque no había nadie en ese momento en el lugar.

Sostuvo que, ante la insistencia de los padres para que reconstruyan el plantel, las autoridades respondieron enviando brigadas a pintar, lo que no aceptaron los padres, ya que la edificación deber ser demolida o reconstruida.

Existe una escuela terminada casi en su totalidad, en el sector El Tamarindo, que los padres de Villa Tropicalia sugieren para sus hijos, 700 en total, sean llevados a ese plantel de manera provisional para que no pierdan el año escolar.

La escuela está ubicada entre El Tamarindo, El Perla y Villa Tropicalia, que posee además un gran terreno que podría ser utilizado hasta para un campo de pelota.

Mildred Paulino rechaza algunas sugerencias de las autoridades de Educación de alquilar casas para los estudiantes, ya que llevan tres años en esa práctica con muy malas experiencias.

En El Tamarindo, los estudiantes del nivel secundario tampoco inician el año escolar porque no tienen espacios mientras existe una edificación construida alrededor de un 80 por ciento que lleva cuatro años paralizada.
Los estudiantes de básica del lugar no caben en una edificación alquilada, por lo que cientos de alumnos siguen en sus hogares a la espera de aulas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *