viernes, junio 14

Desplome total de bolsa mundial ante anuncio de entrada de Rusia en Ucrania

Vladimir Putin, presidente de Rusia, reconoció el pasado lunes la independencia de las repúblicas separatistas de Donetsk y Lugansk, autoproclamadas en 2014. Ante ello, dio la orden de emprender una «misión de mantenimiento de la paz» en la zona, significando el envío de tropas rusas, lo que ha tenido efectos en las bolsas de toda Europa.

En el caso de la Bolsa española, ha abierto este martes con importantes caídas del 2,27 % tras agravarse la tensión en Ucrania.

En la apertura de la sesión, en la que el precio del crudo Brent alcanza nuevos máximos desde 2014, el IBEX 35, el principal selectivo español, se deja 198,50 puntos, ese 2,27 %, hasta situarse por debajo de los 8.300 enteros (8.296,30).

Las pérdidas acumuladas en el año alcanzan el 4,92%.

Todos los grandes valores del selectivo han comenzado la jornada con fuertes caídas: BBVA se deja el 2,99 %; Santander, el 2,97 %; Telefónica, el 2,85 %; Inditex, el 2,27 %; Iberdrola, el 1,40 %; y Repsol, el 1,26 %.

El resto de bolsas europeas amanecían con caídas del 2,59% en el caso de Francfort, del 1% para París y del 1,5% para Londres.

Resultados de la Bolsa de Moscú

En cuanto a la Bolsa de Moscú, ha comenzado la sesión de este martes con un nuevo desplome de sus índices de referencia. El mercado moscovita, que cerró este lunes con caídas del 10,50% en el índice MOEX, denominado en rublos, y del 13,21% para el índice RTS, denominado en dólares, el mayor hundimiento desde 2008, ha comenzado la sesión del martes con un nuevo desplome.

De este modo, el selectivo MOEX llegaba a perder en los primeros instantes de negociación un 9,2% para cotizar en los 2.756,46 enteros, mientras que el índice RTS se dejaba un 10,9% y cotizaba en los 1.075,98 puntos.

En el último mes, el índice denominado en rublos ha perdido un 18% de su valor y hasta un 23% en el último año, mientras que el RTS acumula una bajada mensual del 20,6% y del 29% en un año.

En cuanto a la cotización del rublo en los mercados de divisas, el euro y el dólar se fortalecían un 0,60% y un 0,75% respectivamente frente a la moneda rusa.

De este modo, la cotización del euro se revalorizaba hasta los 90,6518 rublos, mientras que un dólar pasaba a equivaler a 80,9087 rublos.